1 de enero de 2009. ¿Qué pasa con la accesibilidad?

Aviso: este post puede ser demasiado tostón si no os gustan los temas de legislación.

Para ponernos en antecedentes: Cuestiones legales

Por si alguien no se acordaba, el Real Decreto 1494/2007, de 12 de noviembre, decía que todas las páginas de las administraciones públicas deberán cumplir la prioridad 2 de la Norma UNE 139803:2004 a partir del 31 de diciembre de 2008. Además la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI) ampliaba el ámbito de aplicación a las empresas de especial trascendencia económica, lo que yo entiendo como las “grandes” empresas, no las pymes. Sólo dos días antes salía publicada la Ley 49/2007, de 26 de diciembre, en la que se establecen las infracciones y las sanciones en relación a la discriminación a personas con discapacidad.

Los problemas de unas leyes poco claras

Como ya dije anteriormente, las pautas WCAG de accesibilidad son bastante confusas y no siempre hay un criterio único establecido. Es muy facil argumentar una cosa u otra según nuestra experiencia o conocimiento (ver por ejemplo, el debate sobre los H1 en accesoweb). La norma UNE 139803 es un poco más clara con sus ejemplos, pero aún así, en el día a día, también surgen interpretaciones para muchos gustos. Incluso conozco de gente (incluida yo) que no está de acuerdo al 100% con la metodología UWEM. ¿A quién le hacemos caso?

¿Entonces quién se va a encargar de verificar que los sitios web sean accesibles?

He aquí el punto clave. Cuando se publicó la LORTAD (luego LOPD), se creó la Agencia de Protección de Datos con unas competencias muy claras. Y aparte, alrededor de la protección de datos se crearon diversos negocios que te ayudan a cumplir con la ley.

Sin embargo, en relación a la accesibilidad, no hay una Agencia Estatal. Lo más cercano es el INTECO, pero sin tener esas competencias de auditoría. Aparte de INTECO, hay iniciativas privadas como el CTIC, Technosite, AENOR o Euracert que hacen el servicio de auditoría, pero ¿hasta qué punto contar con sus servicios garantiza el 100% de accesibilidad? Es como si una tienda contrata a un vigilante de Prosegur: no te garantiza que no te vayan a robar, pero por lo menos disuadirá bastante.

¿Quién puede querellarse

Según la norma, las personas con discapacidad, sus familias o las organizaciones en las que se integren. Es decir, que la empresa de la competencia no puede meter a otra en líos.

¿Cómo querellarse ?

Si te quieres meter en juicios contra entidades con sitio web “no accesible”, deberás probar:

  • a) Intencionalidad de la persona infractora.
  • b) Negligencia de la persona infractora.
  • c) Fraude o connivencia.
  • d) Incumplimiento de las advertencias previas.
  • e) Cifra de negocios o ingresos de la empresa o entidad.
  • f) Número de personas afectadas.
  • g) Permanencia o transitoriedad de las repercusiones de la infracción.
  • h) Reincidencia, por comisión en el término de un año de más de una infracción de la misma naturaleza cuando así haya sido declarado por resolución firme.
  • i) La alteración social producida por la realización de conductas discriminatorias y de acoso, la inobservancia o el incumplimiento de las exigencias de accesibilidad y de las exigencias de eliminación de obstáculos y de realizar ajustes razonables.
  • j) El beneficio económico que se hubiera generado para la persona autora de la infracción.

para estimar la gravedad del agravio. Lo cual se me antoja un camino no de rosas precisamente.

¿Habrá moratorias?

Esta es una pregunta que se hacen muchos gestores que ven que les ha pillado el toro. Probablemente no la haya (no conozco ningún grupo de trabajo con ese fin en el senado), es una medida injusta e impopular (recordemos que es año de elecciones)

¿Quién pagará la multa?

Según la ley,

La responsabilidad será solidaria cuando sean varios los responsables y no sea posible determinar el grado de participación de cada uno de ellos en la comisión de la infracción.
Serán responsables subsidiarios o solidarios las personas físicas y jurídicas privadas por el incumplimiento de las obligaciones que conlleven el deber de prevenir la infracción administrativa cometida por otros.

por lo que las empresas subcontratadas que desarrollen sitios y las auditoras (CTIC, Technosite…) también pagarían multas si no hacen bien su trabajo.

¿Qué pasa con las WCAG 2?

La legislación española va lenta. De momento centrémonos en cumplir la que hay, que suficiente trabajo nos va a costar.

La accesibilidad a día de hoy

Conozco algunas pocas administraciones y empresas que han hecho y siguen haciendo un gran esfuerzo en rehacer por entero su sitio web por aquello de que no eran accesibles ni de blas. Pero también sé de muchas que no hacen nada ni tienen previsto hacerlo.
No hablo sólo de pequeños sitios que incluso racanean con el hosting y el dominio, sino de gigantescos sitios con presupupuestos formidables en los que meten mano centenas de editores de contenido y que nadie puede estar al 100% detrás de todos ellos para ver si lo que han introducido es accesible o no (De hecho es posible pero eso sería otra guerra).
Hablo también de empresas que contratan o subcontratan a maquetadores HTML recién salidos de la academia que ni siquiera han oido hablar de las WCAG o mucho menos del cross-browsing.
O de gerentes de proyectos que, para abaratar costos, “se conforman con que se vea bien en IE7 que es el que tiene el presidente de la compañía” (y cito textual de un gerente de proyecto web en una empresa “de especial trascendencia económica”).


Más información sobre legislación de accesibilidad web en este post de Olga Carreras .