Microsoft: a ver si empieza el espectáculo

Hoy he estado en un evento de Microsoft titulado “The Evolution Show (Lanzamiento Windows Server 2008, Visual Studio 2008 y SQL Server 2008)“. Un nombre así de largo sólo podría ser obra de MS.

El evento está enfocado a desarrolladores y gente de sistemas, así que ¿qué pintaba yo allí? Más que nada me picó la curiosidad por ver una demostración en vivo de las cosas que se pueden hacer con Silverlight y con Windows Presentation Foundation a nivel gráfico.

Silverlight es la respuesta de MS al Flash de Adobe pero con la diferencia de que llega 7 años tarde. Como puntos débiles le veo que es necesario comprar dos productos diferentes (Visual Studio 2005 y Microsoft Expression Blend), y para pequeños proyectos no lo veo rentable. Lo veo más indicado para publicidad que para aplicaciones corporativas, y para éstas, Flash ya es el estándar de facto.

Porque para aplicaciones corporativas está Windows Presentation Foundation, que tiene como objetivo que las aplicaciones de Windows no sean tan aburridas y trasmitan mejor la información. Ésta sí que me ha enganchado. Estoy acostumbrada a tunear aplicaciones feas, que funcionan, pero que sólo sentarse frente a ellas ya da dolor de cabeza. Se pueden utilizar múltiples efectos y aparentemente de forma sencilla. Lo importante es saber qué efecto es oportuno en cada caso.

De las dos aplicaciones me gusta que se separa el contenido de la presentación y de los eventos y programación, utilizando un lenguaje XML para aplicaciones específico de MS (XAML).

Tres ideas que me han quedado de la charla:
– El objetivo de estos dos productos es “conectar emocionalmente” con el usuario.
– Se recupera la figura del diseñador como parte integrante del desarrollo de un producto.
– Hay que tener cuidado con la potencialidad de las aplicaciones: dejarla en manos inexpertas puede resultar en aplicaciones inusables y feas.