En 1997 creé mi primer sitio web, en la ya extinta Geocities. Desde entonces han pasado por mis manos centenares de productos y servicios, sentándome en todas las sillas del oficio: programación, investigación, ideación, arquitectura, diseño, testeo, negocio…

Inventé la identidad de Itákora, y por la cual me conoce tanta gente que me es casi imposible desprenderme de ella. Y he conocido a gente increíble de las que he aprendido lo indecible.

Además, he escrito más de un centenar posts, una docena de artículos científicos, un par de libros, y una tesis doctoral. Millones de palabras y miles de horas de escritura.

Las situaciones, personas, trabajos, empresas y contextos a mi alrededor, siempre cambiantes, han dejado su huella en mi mente y en mi cuerpo.

Aunque la nieve empieza a platear mi sien, si nada va mal, me quedan unos 25 años más de vida laboral. En este tiempo, todo cambiará y pasarán muchas más cosas.

Y sin embargo, tras 20 años en el negocio, sigo disfrutando de mi trabajo como el primer día. Espero que eso no cambie nunca.

Saquen una hoja en blanco: Esto es un examen.

  1. Visualicen el documental Función y forma. Diseño en España. Medio siglo contigo (59 minutos).
  2. Contabilicen cuántas veces se habla de diseño de producto digital: software, webs, apps, videojuegos, publicidad…
  3. Saquen sus propias conclusiones.

En general el documental es interesante para descubrir la profesión de diseño industrial y gráfico, con algunas de sus figuras más relevantes, pero se queda ahí. Del diseño de producto digital no se habla hasta el minuto 38 y de forma fugacísima (20 segundazos). Del diseño de experiencias, de interfaces o de interacción, nada. Y eso que la muy respetable Mormedi se llevó un Premio Nacional de Diseño en 2015.

El diseñador industrial o gráfico puede que sea una “estrella”, es decir, le puede poner su firma a su producto, y su estilo es reconocible. Sin embargo, los diseñadores digitales somos parte de un grupo de profesionales con límites difusos, con un estilo adaptable a cada proyecto, y que con mucha suerte aparecen en el “Quiénes Somos” de la agencia para la que trabajan. Y eso que a “ego”, a los diseñadores, nos gana pocas profesiones.

Hace poco, revisando portfolios de diseñadores, me quedaba siempre sin saber qué parte realmente habían hecho ellos: la investigación, la conceptualización, el esbozado, el arte visual, las animaciones, los textos, la definición de la interactividad, la programación de la interactividad, los efectos sonoros… Cada campo es tan amplio que genera su propia profesión adhoc, y “sentar en la mesa de dirección” a todos ellos, es inviable.

En España hay pocos “Design Director”, “Design Lead” u otro anglicismo similar en el mundo digital que sean capaces de  trazar líneas maestras, coordinar equipos, satisfacer clientes, encandilar a usuarios, y, sobre todo, aportar valor al producto final. Estos sí están consiguiendo ser escuchados en las juntas de gobierno de las empresas. Lo malo es que, a día de hoy, se pueden contar con una mano en este país. Aún nos queda mucho camino por recorrer. Ojalá en 5 años se re-edite el documental “Función y Forma” con un poco más de peso el mundo digital.

 

En Mayo José Antonio Lambiris y servidora, junto con la ayuda de Marcos Castro, hicimos un repaso de los vicios que recorren a la profesión de la experiencia de usuario dentro del Experience Fighters 2016.

Continue »

artificial intelligence loves information architecture

This post is a summary of the presentation that Olga C. Santos and I gave in the EuroIA 2015 Summit in Madrid on 24th September, where we discussed how personalization enhances the user experience and how information architecture can help in the process.

Olga C. Santos has a Ph.D in Artificial Intelligence, and I have a Ph.D in Industrial Engineering. She is primarily focused on Academia, while I design experiences for the industry. Although our profile, background and jobs are quite different, we both share user-center-design methodologies in our projects, and personalization is just one of them.

Continue »

cx-ux

Llevo mucho tiempo trabajando en diseñar experiencias de usuarios. Tanto, que me es imposible diferenciar cuándo dejé de diseñar simplemente para empezar a pensar en lo que diseñaba, para quién, para qué, y cuál era la mejor manera de hacerlo. Sin embargo, puedo delimitar claramente cuándo empecé a dejar de considerar al usuario como simple usuario, y considerarlo como cliente.
Continue »